En su diseño destacan las patas robustas que le dan carácter y recuerdan a las mesas de las antiguas masías y fondas que daban la oportunidad de socializarse.
La mesa Masía se caracteriza por la envergadura de hasta 3 m, pudiéndose fabricar en medidas especiales.
Por su material sintético con cascara de arroz le permite estar en exterior, siendo ignífuga e hidrófuga.